Amanecí angustiado y abatido. Siento otra vez las derrotas. Y las injusticias. Clamé al Señor por ayuda antes de iniciar mi lectura. He aquí mi esperanza.

Guardaré la ley de Dios

“Guardaré tu ley siempre,
Para siempre y eternamente.”

Salmo 119.44

Lectura: Salmo 119.41-48

Amanecí angustiado y abatido.

Siento otra vez las derrotas.

Y las injusticias.

Clamé al Señor por ayuda antes de iniciar mi lectura.

He aquí mi esperanza:

“Venga a mí tu misericordia, oh Jehová;
Tu salvación, conforme a tu dicho”
(Salmo 119.41).

Me anclo en Ti, Señor. Confío en tu misericordia. Espero tu salvación.

[La Biblia dice: Me regocijaré en tus mandamientos (Salmo 119.47)]
tomado de Salmo 119.47

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *