La Biblia y yo

“Sumamente pura es tu palabra,
Y la ama tu siervo.”

Salmo 119.140

Lectura: Salmo 119.137-144

Para mi insignificancia y mi soledad, compañerismo:

“Pequeño soy yo, y desechado,
Mas no me he olvidado de tus mandamientos”
(Salmo 119.141).

Para mi desesperación y mi tristeza, consuelo:

“Aflicción y angustia se han apoderado de mí,
Mas tus mandamientos fueron mi delicia”
(Salmo 119.143).

Señor, el problema es que me olvido de tu Palabra. Hazme recordarla, por favor.

[La Biblia dice: Dame entendimiento, y viviré (Salmo 119.144)]
tomado de Salmo 119.144

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *