Esperanza fija

“Mi escondedero y mi escudo eres tú;
En tu palabra he esperado.”

Salmo 119.114

Lectura: Salmo 119.113-120

Si Dios no me sustenta, fallaré y falleceré.

Así que confiaré y esperaré en El. Y El no me dejará avergonzado por ello.

“Susténtame conforme a tu palabra, y viviré;
Y no quede yo avergonzado de mi esperanza”
(Salmo 119.116).

Si Dios no me sostiene, me caeré y me perderé.

“Sosténme, y seré salvo,
Y me regocijaré siempre en tus estatutos”
(Salmo 119.117).

Teniendo esa confianza, me aferro a sus estatutos y mandamientos. Me apoyo en su santa Palabra.

Señor, dame gozo en tu Palabra. Ayúdame a encontrar regocijo en tus estatutos.

[La Biblia dice: Yo guardaré los mandamientos de mi Dios (Salmo 119.115)]
tomado de Salmo 119.115

One thought on “Sustento y sostén

  1. Cuan frecuentemente olvido que Dios es mi sustento, puedo decirlo, cuandotodo anda bien, pero cuando las cosas empiezan a faltar, tiendo a olvidar que Dios es mi sostén, gracias por recormelo, precisamente en estos momentos. Aunque falten todas las cosas, con todo me alegraré en el Dios de mi salvación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *