Lo que necesito para vivir

“Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro padre y del Señor Jesucristo.”

Efesios 1.2

Lectura:

Efesios 1

“Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, a los santos y fieles en Cristo Jesús que están en Efeso” (Efesios 1.1).

No, no estoy en Efeso ni soy de Efeso. Así que originalmente esta carta no fue dirigida a mí.

Pero si hubiera sido yo habitante de Efeso, ¿me estuviera escribiendo Pablo a mí?

¡Espero que sí!

He sido lavado en la sangre de Cristo para la purificación de mi alma y la salvación de mis pecados. Me he rendido a su señorío y me he apartado exclusivamente para El. Eso quiero decir que soy uno de los santos.

Por la gracia de Dios, sigo fiel a mi compromiso con el Señor Jesús. Me propongo a continuar así. No volveré atrás. No dejaré de seguir a Jesucristo. Le amaré y le obedeceré con todo mi ser para siempre.

¡Gracias a Dios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *