Si temes a Jehová

“Cuando comieres el trabajo de tus manos,
Bienaventurado serás, y te irá bien.”

Salmo 128.2

Lectura: Salmo 128

Pienso que toda mi vida adulta he buscado agradar a Dios y buscar primeramente su reino y su justicia.

Pero en estos días parece que han sido muchas mis faltas de éxito en los aspectos más importantes de mi vida.

El enemigo ha estado (y sigue estando) presto para susurrar a mi corazón, ¿De qué te ha servido tal dedicación al reino y a la justicio de Dios?

Pues aún creo en la certeza de esta promesa:

“Bienaventurado todo aquel que teme a Jehová,
Que anda en sus caminos”
(Salmo 128.1).

Señor, no me queda otra más que apoyarme en tu gracia. Seguiré en tus caminos; ningún otro me interesa y ningún otro me conviene.

[La Biblia dice: Así será bendecido el hombre que teme a Jehová (Salmo 128.4)]
tomado de Salmo 128.4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *