¡Hoy, Señor!

“El día que clamé, me respondiste;
Me fortaleciste con vigor en mi alma.”

Salmo 138.3

Lectura: Salmo 138

Dios es excelso. Sobre El no hay nadie. Su autoridad y su poder no tienen comparación. Tampoco tienen límite. No hay Dios tan grande como El. Y aun menos, algún ser humano.

Ni siquiera yo. Aún así, he sido altivo.

Con consecuencias malas.

“Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde,
Mas al altivo mira de lejos. “
(Salmo 138.6).

Señor, perdona mi altivez. Límpiame de toda mi maldad. Y dama humildad. Sólo Tú puedes desarrollar tales cosas en mí.

[La Biblia dice: Jehová cumplirá su propósito en mí (Salmo 138.8)]
tomado de Salmo 138.8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *