Son muy raras las veces que considera mi deuda a Dios.
Muerte. ¿Estimada?
“Estimada es a los ojos de Jehová
La muerte de sus santos.”

Salmo 116.16

Lectura: Salmo 116.10-19

Raras veces considero mi deuda a Dios.

Esta mañana recibí este recuerdo en el Salmo 116:

“¿Qué pagaré a Jehová
Por todos sus beneficios para conmigo?”
(12).

¡Tantos beneficios que he recibido y que sigo recibiendo de la mano de Dios!

¿Qué pagaré a Dios?

He aquí dos versículos que me enseñan la respuesta, el primero también del Salmo 116:

“Oh Jehová, ciertamente yo soy tu siervo,
Siervo tuyo soy, hijo de tu sierva;
Tú has roto mis prisiones”
(16).

“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional” (Romanos 12.1).

Señor, quiero recordar hoy que soy tu siervo y que mi cuerpo es para tu uso.

[La Biblia dice: ¿Qué pagaré a Jehová Por todos sus beneficios para conmigo? (Salmo 116.12)]
tomado de Salmo 116.12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *