¡Qué dicha!
“Jehová de los ejércitos,
Dichoso el hombre que en ti confía.”

Salmo 84.12

Lectura: Salmo 84

En mi lectura de este salmo, varias veces pen é haber encontrado el versículo que más me gusta. Por fin decidí presentarte nada más porciones de cinco. Pero léelo todo — ¡verás qué bonito!

“Anhela mi alma y aun ardientemente desea los atrios de Jehová” (2).

“Aun el gorrión halla casa,
Y la golondrina nido para sí, donde ponga sus polluelos,
Cerca de tus altares, oh Jehová de los ejércitos”
(3).

“Bienaventurado el hombre que tiene en ti sus fuerzas” (5).

“Atravesando el valle de lágrimas lo cambian en fuente” (6).

“Porque sol y escudo es Jehová Dios” (11).

Verdaderamente soy dichoso, Señor. ¡Pero cuántas veces se me olvida! Ayúdame a recordar hoy. Varias veces. Todo el día.

[Irán de poder en poder (Salmo 84.7)]
tomado de Salmo 84.7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *