No temas, porque yo estoy contigo.

Anoche me sentía desanimado y desesperanzado ante “imposibilidades” económicas (entre otras). Los siguientes versículos tocaron en mi lectura Bíblica nocturna…

Jehová ha apartado tus juicios, ha echado fuera tus enemigos; Jehová es Rey de Israel en medio de ti; nunca más verás el mal. -Sofonías 3:15

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. -Isaías 41:10

Fortaleced las manos cansadas, afirmad las rodillas endebles. Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo vendrá, y os salvará. -Isaías 35:3

Jehová está en medio de ti, poderoso, él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cánticos. -Sofonías 3:17

Aguarda a Jehová; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Jehová. -Salmo 27:14

Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. -Apocalipsis 21:3

Los comparto aquí con el deseo y la esperanza de que puedan animar a otro temeroso. (¡Tal vez a ti!)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *